06 Abr de 2021

Design Thinking – Ideación y Empatía

El design thinking es una herramienta poderosa de ideación y empatía en tiempos modernos.

¿Por qué es importante la ideación? La transformación digital se ha trasladado al mundo empresarial y es que, en un mundo tan cambiante, las organizaciones se encuentran obligadas a actuar con empatía y a innovar para ser más competitivas.

¿Cómo se generan y funcionan las ideas?

Múltiples industrias han visto caer a sus viejas glorias, empujadas por los nuevos reyes digitales.

Por esta razón, las empresas acuden a técnicas probadas, como la creatividad y la innovación, para conseguir sus objetivos y hacer las cosas de forma diferente.

Técnicas como Brainstorming o Wall-charting llevan tiempo formando parte de las mejores prácticas del libro de toda empresa o dinamizador de la innovación.

Desde hace tiempo, los datos nos dicen que las organizaciones más creativas e innovadoras tienen más posibilidades de triunfar en el mercado.

Como presenta el Design Management Institute en su artículo, las empresas “Design-Driven” han conseguido durante las últimas décadas, unos rendimientos muy por encima de la media.

Sin embargo, la clave de la cuestión está, en la generación de las ideas, en el cómo más que en el qué. Las ideas, claramente, no se generan por sí solas, para su creación debemos llevar a cabo metodologías de ideación.

Pero más allá de la utilización de técnicas de ideación, para hacer efectivo el proceso, esté debe tener una estructura y un proceso lógico por debajo. Esto es lo que aporta una metodología de ideación como Design Thinking.

 ¿En qué consiste el Design Thinking y por qué es necesario en las empresas?

Design Thinking es una metodología que estructura diversas técnicas de ideación, dinamización y co-creación en un proceso efectivo que innova, respondiendo a cuestiones reales de la organización, y aporta valor diferencial.

Es una metodología enfocada a la generación de innovación de valor a través de la creación de ideas.

Se utilizan técnicas orientadas a fomentar la comprensión y empatía con los grupos de interés y ayuda a los equipos a crear y compartir soluciones innovadoras y de valor para su uso posterior en la mejora de los procesos y la creación de nuevos modelos de negocio.

La metodología permite crear soluciones diferenciales e innovadores, instaurando una cultura iterativa de mejora continua, siempre enfocada en la innovación de valor para generar más negocio y finalmente mayor beneficio.

La metodología se basa en tres fases.

  1. El primer bloque consta de la definición del reto y la investigación sobre sus implicaciones.
  2. El segundo se centra en la conceptualización de una solución, a partir de metodologías creativas.
  3. Finalmente, el tercero consta del diseño y la construcción con metodologías ágiles de la solución.

El uso del design thinking en empresas de éxito

El hipe de Design Thinking no hace tiempo que está presente en las mejores escuelas de negocio como ESI School of Management y tanto gigantes de éxito como Apple, Zara, Google o Uber, como pequeñas empresas nativas digitales en todo el mundo llevan tiempo utilizando dicha metodología.

Apple Inc, y el lanzamiento de su primer iPhone en 2007, llevaron al indiscutible líder del sector de la telefonía móvil, NOKIA, a la ruina (y finalmente a la adquisición por parte de Microsoft en 2013).

Otro claro ejemplo es UBER y su desmonopolización del servicio de taxis en todo el mundo.

No obstante, uno de los sectores que mejor representa este nuevo paradigma es el sector del retail no solo con la aparición de players como Amazon o Alibaba, sino que también con la transformación del líder del sector Walmart y los problemas en grandes imperios como Macy’s.

Si te interesa conocer más de cómo desarrollar tus habilidades en esta herramienta de tendencia, ingresa ahora a nuestro programa intensivo de Design Thinking, todo lo que buscas en un solo programa.

Fuente: Enzyme advising